Iberia sufrirá una dura reestructuración

Willie Walsh

Willie Walsh, consejero delegado de IAG, ha insistido el pasado jueves en que la situación de Iberia es crítica, dado que se enfrenta a grandes problemas, especialmente en el actual entorno económico en el que nos encontramos.

Fue tajante al destacar que su supervivencia pasa por la reestructuración, un primer paso que conlleva nada menos que 3.000 despidos y que requiere de sacrificios. Algo que no augura un buen futuro para gran parte de su plantilla y que seguro que ocasionará, de nuevo, situaciones de tensión entre representantes, sindicatos y empresa.

Walsh participó durante la segunda junta de accionistas de IAG y declaró que “es fundamental que todos los integrantes de la compañía entiendan que deben hacer sacrificios para salvar Iberia y sus puestos de trabajo”.

Por su parte, el presidente de IAG e Iberia, Antonio Vázquez, se ha referido al exhaustivo plan de transformación que ha sido puesto en marcha el año pasado, siendo éste un primer paso, dado que aún queda mucho trabajo por hacer. “Debemos seguir trabajando y esforzándonos en conseguir cambios estructurales permanentes que permitan a la compañía no solamente sobrevivir, sino ser capaz de crecer en el futuro”.

Escrito por | 23 de junio de 2013 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts