Richard Branson vestido de azafata, un caballero de palabra

No sé si realmente el tener miles de millones hace que uno se vuelva excéntrico pero Richard Branson, propietario del emporio Virgin, es una muestra de ello. Este Sir británico se puso unos tacones y se vistió como una azafata para hacer este trabajo en una de sus compañías competidoras, Air Asia, entre la ciudad australiana de Perth y Kuala Lumpur después de haber perdido una apuesta con el propietario de la aerolínea.

Branson se depiló las piernas y aunque no se quitó su característica perilla, se dejó maquillar como una chica y se puso el conocido traje rojo de chaqueta y falda de Air Asia.

Hay que destacar que la compañía ha donado poco más de 75 euros por cada asiento que vendió para este vuelo a la Fundación de Niños Starlight en Australia así como el 10% de todas las ventas a bordo, algo que seguro que la gente no dudó en viajar tan sólo para ver a Branson de esta guisa.

La apuesta hacía referencia al equipo que consiguiera mejor clasificación en un campeonato de carreras llevado a cabo en 2010, dado que ambas compañías tienen equipos de Fórmula 1, el Virgin Racing y el Lotus Racing. Aunque han pasado años, como todo caballero inglés ha mantenido su apuesta y finalmente la ha pagado.

Escrito por | 13 de mayo de 2013 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre General y Transportes

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta