Y ahora a las profundidades

Los multimillonarios excéntricos nunca dejarán de sorprendernos. Si hace no demasiado tiempo el magnate de la compañía Virgin, Richard Branson, sorprendía a todo el mundo con sus vuelos estratosféricos, ahora vuelve a hacer de las suyas pero en esta ocasión no por los cielos, sino todo lo contrario.

No, no se trata de ninguna máquina que atraviese la tierra sino que ahora, mientras la gente espera que esté listo el SpaceShipTwo, va a comercializar viajes submarinos, algo que seguro que atraerá, puede que a más gente que a los viajes espaciales que tan caros resultan.

Para lograrlo se valdrá del Necker Nymph, un aparato que ha sido rebautizado con el nombre de Virgin Oceanic. Se trata de una especie de avión que puede deslizarse bajo el agua con la misma agilidad que un pez, bueno, quizá no tanto, pero seguro que será una experiencia irrepetible. Será capaz de descender a más profundidad que la altura del Everest y para aguantar semejante presión ha sido necesario fabricarlo en titanio y fibra de carbono.

El aparato no se vende, pero Branson lo alquila a todo aquel que quiera dar una vuelta por las profundidades marinas y quiera hacer turismo, aunque sea por un espacio de tiempo bastante limitado, por las diferentes zonas marinas del mundo. ¿Qué será lo siguiente?

Escrito por | 6 de abril de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre General

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta