Cierre total de Marsans

El edificio de Marsans ya está cerrado a cal y canto tras haber sido precintado por la Policía Nacional. De esta forma se impide la entrada y salida de empleados de Marsans que se venían sucediendo durante los últimos días entre la calle Serrano y Pórtico.

Desde que a finales del mes de julio se produjera el despido de casi toda la plantilla de la compañía, unos 1.500 aproximadamente, apenas quedaron unas decenas de empleados en la sede central del desaparecido grupo, en el edificio Pórtico del Campo de las Naciones.

Este pequeño grupo de personas que aún permanece en la empresa, se trasladó en septiembre a la actual sede del grupo Marsans en la calle Serrano. Desde entonces y hasta la semana pasada era muy común ver a los técnicos informáticos yendo y viniendo de un edificio a otro.

Pero la semana pasada, con el precinto policial se produjo el último de los pasos judiciales tras la orden de desahucio que dictaminó el Juzgado a principios de julio, llevando a trámite la demanda de los dueños de edificio, quienes habían denunciado a Marsans por impago del alquiler.

Escrito por | 25 de octubre de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre General

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta