Freno al turismo sanitario

España ostenta actualmente la presidencia de la Unión Europea y acaba de presentar una propuesta restrictiva para limitar al máximo posible lo que se conoce como “turismo sanitario”, algo que cuesta a las arcas de los diferentes países receptores de esta clase de “viajeros” millones de euros, para ser más exacto unos 2.000 millones.

Desde la directiva se establece que todos los europeos no necesitan autorización previa de su país de origen para recibir tratamiento médico en otro estado miembro de la Unión Europea y tienen pleno derecho al reembolso del coste a la vuelta. Aunque en el caso de los tratamientos hospitalarios y altamente especializados, se permitirá a los estados miembros hacer uso de un sistema de autorización para que los súbditos que deseen recibir tratamiento, puedan hacerlo.

Estas limitaciones han sido introducidas para todos los pacientes que deseen tratarse en otro estado miembro y el acuerdo final permitirá a España exigir autorización previa para los tratamientos de índole privada en el extranjero o denegarla alegando la falta de calidad.

Entre estas y otras medidas a tomar se intentará que este término de “turismo sanitario” comience a dejar de usarse y se ahorren unos cuantos millones de euros a las arcas del país, que dado como está la situación, nunca está de más.

Escrito por | 7 de junio de 2010 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts