Viaje al lago Titicaca

Sudamérica siempre ha estado en el punto de mira de muchos viajeros de todos los rincones del mundo, por su historia, cultura y gastronomía, pero sobre todo por su increíble naturaleza. Y si de entornos naturales hablamos, uno de los rincones más impresionantes que podemos encontrarnos en estas latitudes es, sin duda alguna, el lago Titicaca, una gran extensión de agua que hace frontera entre Perú y Bolivia.

No lo pienses más y lánzate a la aventura en este impresionante rincón de la tierra. Busca entre la gran oferta de viajes baratos y tal como los exploradores de antaño, déjate llevar y conóce esta ancestral tierra.

Es el lago más grande de toda Sudamérica y se encuentra a unos 3.700 metros de altitud, siendo el lago navegable más alto del mundo y es un verdadero espectáculo ver cómo los rayos del sol se reflejan en sus aguas, dándoles un tono azul iridiscente, algo ideal para sacar fotografías o grabar vídeo donde quede plasmado el recuerdo de un viaje tan apasionante a este rincón del planeta.

Puno, es la ciudad peruana que hace de puerto en el lago Titicaca y a pesar de que a primera vista nos pueda parecer un rincón muy monótono, no lo es. La ciudad es conocida como la capital del folclore de Perú y aquí encontraremos más de 300 tipos de danzas tradicionales diferentes.

Pero si queremos ver algo realmente curioso tendremos que adentrarnos en el propio lago, si, pero no haciendo submarinismo sino en la superficie, lugar donde viven los Uros, una de las comunidades más antiguas que se conocen, dado que sus orígenes se remontan a los incas.

Los uros viven sobre unas 40 islas flotantes hechas de cañas de totora que crecen en las orillas del lago y su principal base económica se centra en los diferentes productos artesanales que venden a los turistas, algo bonito y que no nos costará mucho dinero. Entre estos productos destacan los recuerdos textiles y pequeñas embarcaciones a escala hechas con totora, el mismo material con el que construyen sus casas y mantienen sus islas.

Pero este lago no tiene solamente islas artificiales, por ejemplo un lugar que no debemos dejar pasar es la isla de Taquile, un lugar que se encuentra a unas cuatro horas de Puno en barco y donde tendremos unas vistas verdaderamente espectaculares.

Algo que nos llamará la atención son los rastros de las ruinas pre-incas, con sus casas simples, tanto que no tienen electricidad, caminos, hoteles o cualquier otra clase de adelanto. Pero aún así los habitantes de la isla te ofrecerán lo mejor de su casa, tanto de alojamiento como de lo mejor de su comida, a cambio de un poco de dinero que les ayude. Es una experiencia vital, donde compartiremos un día entero con estas hospitalarias y agradables personas, de las cuales aprenderemos la forma diferente que tienen de ver la vida.

Y desde aquí tendremos una escena que no puede faltar entre nuestros recuerdos, una puesta de sol con los rayos del astro rey sobre el lago y como telón de fondo la Cordillera de los Andes, algo que no debemos dejar pasar si tenemos la oportunidad de conocer estos y otros rincones de este precioso entorno natural como es el Lago Titicaca.

Neon

Escrito por | 16 de enero de 2010 con 1 comentario.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre America y Culturas

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Juanita - 18 de febrero de 2010 | 20:53

    El Titicaca es hermoso, la paz y tranquidad que se expirmenta allá es indescriptible! Hay que ir para sentirlo y conectarse con el lugar.
    Hicimos toda la ruta con mi esposo, nos hospedamos con un plan de sun vacation en el hotel que tienen en Puno y que esta a orillas del Lago Titicaca. Lo cierto es que Puno no tiene mucho por hacer, todas las atracciones estan en el lago, incluso el hotel tampoco era de lujo es mas bien típico del lugar y rústico pero tiene una muy buena vista, además en el Lago no hace tanto frio como uno cree, pero recién uno llega si se siente la falta de aire que va pasando a con los días.
    Lo que es recomendadísimo es también hacer toda la ruta de la zona en tren para ir hasta Machupichu, es un poco mas costoso que la travesia del Titicaca pero vale la pena.

    Juanita

Deja una respuesta