Una nueva forma de ahorro

Con la crisis económica que aún sigue presente en todo el mundo y en especial entre las compañías aéreas, las compañías están buscando alternativas para así aligerar sus vuelos y de esa manera poder ahorrar combustible, bajar costos y reducir gases contaminantes entre otras medidas, así como la de usar botellas de vino de plástico o cubiertos de madera. Y hasta hace poco, en Japón, han llegado al extremo de pedir a los viajeros que orinen antes de subir al avión para que éste pese menos en el despegue.

Como ejemplo han citado que para que un vuelo de unos 830 kilómetros, un Boeing 747 usa unos 13.100 litros de combustible, lo que es lo mismo unos 70 barriles de crudo. Así que cuanto menos peso, menos consumo y por ello están dedicándose a cuidar los detalles más insignificantes que puedan revertir la situación y así aligerar el peso de los aviones.

Pero los japoneses van aún más allá y una de las ocurrencias más originales la ha llevado a cabo Japan Airlines, que sumida en uno de los momentos económicos más difíciles de su historia, mantiene su propio programa ecológico para reducir la contaminación y los gastos.

Además de usar las botellas de plástico para los vino, ahora se ha puesto con el acabado de sus aviones y ha comprobado que un avión sin pintura exterior pesa unos 150 kilos menos que uno que si lo esté, y por ello más de la mitad de su flota destinada a mercancías vuela sin pintar, para ahorrar todo el combustible posible. ¿Cuál será el siguiente movimiento?

Neon

Escrito por | 24 de octubre de 2009 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts