Londres: inaugura el martes el Centro Darwin

La idea que todos tenemos en la mente del científico loco con su bata blanca encerrado en una torre, rodeado por tubos de ensayos y burbujeantes líquidos de colores y obsesionado con sus experimentos, ya es historia. Ahora es posible interactuar con ellos.

Bautizado con el nombre del padre de la evolución, el próximo martes, en Londres, abrirá al público la nueva instalación del Museo de Historia Natural: el Centro Darwin. El capullo gigante de ocho pisos de altura y 3.500 metros cuadrados, pretende convertirse en un espacio de convivencia entre científicos y ciudadanos.

En el nuevo centro, que será gratuito, el público podrá ver trabajar a los científicos y hablar con ellos. Cumple con tres objetivos principales: la conservación de sus importantes colecciones, la disponibilidad de sus modernas instalaciones para que los científicos puedan interactuar con el público y la gran innovación del centro que lo convierte en único.

El establecimiento, que ha costado unos 90 millones de euros, asegurará la conservación de las colecciones de insectos y plantas durante los próximos 300 años y los 200 científicos que trabajarán a diario, dispondrán de las más modernas instalaciones para llevar a cabo sus indagaciones con cámaras y microscopios de última tecnología.

El público podrá ver del otro lado de unas enormes cristaleras, a auténticos científicos clasificando insectos o plantas en su día a día y realizar un recorrido dinámico e interactivo.

Johannes Vogel, responsable del departamento de botánica y casado con una de las descendientes de Charles Darwin ha declarado “Creo que Darwin estaría encantado con este centro“.

Estamos seguros que sí.

Vía: El Mundo 

Escrito por | 14 de septiembre de 2009 con 7 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Europa y Turismo Cultural

Artículos relacionados