Bélgica: Un hotel de lujo construido en una antigua iglesia neogótica

En lo que respecta a originalidad y extravagancia, en el sector hotelero nunca está dada la última palabra. Hemos visto hoteles construidos en aviones, en antiguas plantas nucleares, en la copa de los árboles, en iglúes… pero ¿en una iglesia? Eso sí que es nuevo, al menos para mí que no tenía conocimiento de que se pudiera utilizar con otros fines, un templo consagrado.

En Mechelen, Bélgica, el Hotel Martin’s Patershof está ubicado dentro de una iglesia neogótica. Su fachada corresponde a los lineamientos típicos de un edificio religioso que, de no ser por los carteles, no podrías imaginar que allí funciona un hotel de 4 estrellas.

Dentro de lo que fuera una iglesia del siglo XIX, parte de un monasterio franciscano restaurado, se han dispuesto el lobby, las habitaciones, distintas salas y el comedor.

El maravilloso edificio neogótico con retablo, vitrales y rosetón, arcos y ventanas ojivales y columnas fue adquirido en 1999 por un particular y después de sucesivas renovaciones se inauguró la primavera pasada como un hotel exquisito, moderno y lujoso.

El comedor para desayunos está emplazado propiamente dentro de la capilla y el restaurante se encuentra en la planta baja.

Las habitaciones ofrecen un contraste elegantísimo combinando los colores fríos del edificio y el mobiliario con el cálido marrón chocolate de los cortinajes y de algunos otros muebles. Los pasillos que conducen a las mismas están custodiados por columnas neogóticas (pie liso y capitel corintio), iluminadas con luz semi-indirecta para realzar su belleza.

Hotel Martin’s Patershof es realmente un sitio mágico que suma a la comodidad y buen servicio de un 4 estrellas, el tranquilo misticismo religioso que todavía conservan sus paredes.

Vía: Embelezzia 

Escrito por | 13 de septiembre de 2009 con 259 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts