Una visita a Zaragoza

Es común que los turistas extranjeros realicen el trayecto Madrid-Barcelona olvidando que a mitad de camino entre ambas ciudades se encuentra Zaragoza, una localidad que sin dudas tiene algo que contarnos.

Su ambiente cálido y la mezcla de culturas son grandes razones para visitarla pero además hay que añadir unas cuantas virtudes arquitectónicas y culturales que hacen de esta ciudad un lugar de interés. El alquiler de coches en Zaragoza se anticipa como una de las mejores opciones a la hora de descubrirla dada la gran cantidad de puntos de interés. El recorrido debe incluir lugares obligados como la Catedral de la Seo, una estructura de estilo gótico que fue construida en el siglo XIV, y la Basílica del Pilar, uno de los puntos más populares de la ciudad. La misma se encuentra junto al río Ebro y fue construida en 1681.

Las Murallas de Zaragoza, el Patio de la Infanta, las Torres Mudejares y el Palacio de la Aljafería también merecen la atención, y lo mismo ocurre con la oferta de museos y galerías de la ciudad, en especial el Museo Camón Aznar y el Museo Provincial de Bellas Artes.

Os anticipaba sobre la posibilidad de alquilar un coche pues esta facilidad os permitirá alejarse de la ciudad para realizar algunas de las excursiones por los alrededores. Los Pirineos se encuentran muy cerca y son como un gran imán para el viajero. Podéis visitarlos tanto en invierno como en verano pues sus paisajes son siempre agradables. Otra excursión interesante es una visita al Monasterio de Piedra, un sitio muy recomendado por su belleza y misterio.

Escrito por | 25 de agosto de 2009 con 0 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Europa

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta