Lijiang, una ciudad que descansa al pie del Dragón de Jade

China es un mundo misterioso y deslumbrante en el que conviven numerosos pueblos con variadas tradiciones, un país que está siendo descubierto por viajeros que huyen de destinos más trillados.

Hoy te proponemos llegar hasta Lijiang, ubicada al sureste de China y encrucijada de todos los caminos entre el mundo chino y el tibetano. Allí podemos encontrar los herederos de las tribus tibetanas qiang, los naxi, unos de los más notables pueblos indígenas de original tradición cultural y religiosa. Destacan por su ancestral escritura pictográfica que todavía usan para los rituales chamánicos de sus sacerdotes, por el papel destacado de la mujer en su sociedad y por la esmerada preservación de la música ritual toísta.

La gran montaña del Dragón de Jade ofrece un espectacular telón de fondo para la ciudad recostada a sus pies y que despierta la fascinada curiosidad de los viajeros que se pierden en sus calles sin coches, empedradas y laberínticas que se van curvando imperceptiblemente, deteniéndose a contemplar las hermosas casas de madera, de bellas puertas y tejados. Tal vez no haya una ciudad como Lijiang.

Vía: China viva

Escrito por | 5 de agosto de 2009 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Asia y Consejos

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta