Más vale prevenir… (II)

La vacuna contra la fiebre amarilla es obligatoria para entrar a determinados países de Sudamérica y África. Únicamente se administra en centros de vacunación autorizados y que estén aprobados por la Organización Mundial de la Salud, que es donde se expide el certificado de vacunación.

La fiebre amarilla se contrae por la picadura de un mosquito y es de declaración internacional obligatoria. Podremos encontrar algunas contraindicaciones en personas con alteraciones inmunitarias y en niños menores de seis meses. Si la mujer está embarazada no se debe administrar la vacuna al menos hasta el cuarto mes de embarazo. También hay que tener en cuenta que su validez legal es de diez años a partir de los diez días de la primera dosis, posteriormente hay que volver a vacunarse.

Además de vacunarse contra la fiebre amarilla se recomienda hacerlo contra otras enfermedades como la fiebre tifoidea, diarrea del viajero, cólera o hepatitis A y B. Si tenéis pensado viajar hasta Argelia o para ir a la Meca, es obligatorio vacunarse contra la meningitis tetravalente y también la poliomielitis.

Y hay que destacar que como contra la malaria o paludismo no existe vacuna, el personal del Centro de Vacunación Internacional recomienda tomar medicamentos antipalúdicos para prevenir el contagio de esta grave enfermedad..

Así que ya sabéis, si no estáis seguros del tipo de vacunas que debéis inocularos antes de realizar un viaje a cualquier latitud del mundo, siempre podéis contactar con el Centro de Vacunación Internacional de vuestro país.

Neon

Escrito por | 20 de julio de 2009 con 941 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts