Israel inaugura el Museo del Buen Samaritano

Cuenta la parábola del Buen Samaritano (Lc. 10. 25-37) que un peregrino después de haber sido atacado brutalmente por unos bandidos, fue dejado malherido y casi muerto a la vera del camino. Un samaritano que pasaba por el lugar fue el único que se compadeció y le brindó ayuda. Los samaritanos eran una secta judía perseguida, por cuanto esta parábola significa que los actos de bondad y ayuda al prójimo van más allá de las diferencias sociales, raciales o religiosas.

Ahora, en Israel, ubicado entre la autopista que une Jerusalén y Jericó abrirá sus puertas el nuevo Museo del Buen Samaritano que tendrá en exhibición mosaicos encontrados en las sinagogas de la Ribera Occidental, en Gaza y diferentes objetos de las variadas culturas que habitan la región. El lugar donde estará emplazado el museo se ubica cerca de la antigua ciudad de Ma’ale Adumim, lugar donde se cree ocurrieron los hechos relatados en la parábola.

En un artículo en el Jerusalem Post, el altavoz del parlamento, Reuvlen Knesset Rivlin, dijo que “el museo pone de relieve los vínculos históricos entre Israel,  la Ribera Occidental y Gaza y su devoción por mantener una presencia en el lugar”.
Vía:
Gadling

Escrito por | 14 de julio de 2009 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts