Recorrida por las colecciones y museos más raros e insólitos del mundo

Los museos que habitualmente recomendamos desde esta página son lugares que albergan objetos de gran valor cultural para deleite del público, pero también los hay del tipo que hacen de la sorpresa y el asombro su razón de ser.

Y para que tengas idea de qué hablo, aquí va una selección de catorce museos que exhiben los objetos más frikis y extravagantes que puedas imaginar:

En Estados Unidos pudimos encontrar dos buenos ejemplos, el Museo Erótico de Miami y el del Sexo en Nueva York en los que es posible encontrar desde vibradores a curiosas decoraciones, con motivos sexuales por supuesto. Algo semejante hallamos en Barcelona donde está ubicado el Museo Erótico que cuenta con más de 800 piezas de arte erótico. En Húsavík (Islandia), se encuentra La Faloteca Nacional que tiene expuestos 170 penes de la fauna islandesa y, aunque le falta el de un hombre, cuenta con un donante de 92 años que aún sigue vivo.

El Museo del Calzado en Marikina (Filipinas), aloja entre otras cosas, 800 pares de zapatos pertenecientes a la ex primera dama del país, Imelda Campos. Un deleite para los fetichista es el Museo del Calcetín de Tokio que acumula más de veinte mil pares. En Florencia (Italia) encontramos el Museo de los Asesinos en Serie, que muestra la historia de los grandes personajes en eso de sembrar el terror y para vivir emociones más fuertes, pero si esto no termina de impresionarte, puedes visitar el Museo de la Inquisición de El Solar en Santillana del Mar (Cantabria), cuya colección de aparatos de tortura no deja indiferente a nadie; el Museo de los Incendios en Penrith (Australia) no sólo exhibe aparatos para extinguir el fuego, sino que ofrece al visitante la posibilidad de experimentar qué se siente dentro de una casa en llamas, el Museo de Ataúdes de Nottingham (Reino Unido) exhibe decenas de féretros con las formas más dispares, que van desde una zapatilla de ballet a un contenedor de escombros, en Enschede (Países Bajos), pueden presumir de ser los únicos del mundo en exhibir excrementos. El Museo Jannick cuenta con una completísima muestra de deposiciones fecales. El Museo del Water en Nueva Delhi (India), sin desagradables olores esta vez, muestra cómo ha evolucionado el singular mundo de los sanitarios, el Museo de la Basura de Stratford (Estados Unidos) enseña cómo reciclar y utilizar lo que tiramos. Y por último, para los amantes de la comida, encontramos el Museo de la Pasta en Roma, donde se muestra su historia, desde los inicios etruscos hasta la actualidad.

¿Todavía hay quien dice que se aburre en los museos?

Vía: El País

Escrito por | 6 de julio de 2009 con 1 comentario.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Museos

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Una Academia de Sexo en Berlín - Las Escapadas - 21 de julio de 2009 | 17:15

    [...] y maniquíes interactivos que ayudan a conocer las zonas erógenas masculinas y femeninas. El museo ofrece también, consejos sobre striptease, sexo oral, el orgasmo controlado y la búsqueda del [...]

Deja una respuesta