“Les Marolles”, el barrio bohemio de Bruselas

La mejor manera de quitarle a Bruselas su máscara gris es dar un paseo por el barrio de “Les Marolles”, un sitio cálido, lugar donde se reúne la gente bohemia, diseñadores y curiosos de todo tipo. Pero los belgas, en general, son gente que posee un particular sentido del humor y por eso, como una de las grandes protagonistas de Bruselas es la lluvia, aprovechan esta circunstancia para decorar la ciudad con paraguas.

En el  barrio de Les Marolles es posible encontrar grandes contrastes, lo decadente y lo elegante, lo nuevo y lo tradicional. Al igual que en Francia, los “mercadillos” reciben el nombre de “Marche Aux Puces” o Mercado de las Pulgas. En el de Les Morelles es posible encontrar artículos de todas las épocas y resulta un plan muy entretenido mirar y comprar objetos curiosos y  únicos.

Al igual que ha ocurrido en muchas ciudades (como Nueva York o Madrid) éste era un barrio modesto donde muchos artistas establecieron sus estudios y galerías,  revitalizando la zona.

Resulta muy agradable pasear  al atardecer por el aire misterioso que desprenden las luces ambarinas de las farolas y entre las callejuelas de la zona bohemia se puede avistar el edificio del Palacio de Justicia. El arte callejero ha tomado las calles y muchos personajes pintorescos se ven en ellas, pero también es posible encontrarse con gente de todas las edades que conviven sin problema.

Las calles adyacentes de Les Marolles están repletas de tiendas de segunda mano y de obras de arte y un aire agradable y familiar invita a seguir curioseando y paseando la tarde entera.

Vía: Soitu  

Escrito por | 3 de julio de 2009 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts