‘Desayuno en el Desierto’, un baúl de viaje muy especial.

 

Si el cliente puede pagarlo y el pedido se encuentra dentro del espíritu de la marca, Louis Vuitton fabrica objetos únicos por encargo: el único requisito es que el objeto vaya a utilizarse para un viaje.

Cada año, la firma recibe más de 600 pedidos de todo el planeta, caprichosos, sorprendentes, y extravagantes, que se derivan al departamento de diseño para su fabricación. El último se ha creado para un importante hombre de negocios chino que ha pedido a la firma francesa un baúl de viaje, el mítico baúl de viaje LV, pero completamente equipado para poder servir café a los amigos y ver la televisión incluso en el desierto más remoto del planeta.

Desayuno en el Desierto, tal el nombre con el que ha sido bautizado, costó casi un año diseñarlo y fabricarlo, es un baúl de viaje que cuenta con paneles solares para alimentar la batería de un ordenador, una radio y un reproductor DVD y que también incluye una cafetera con su correspondiente juego de tazas, todo ello rodeado del tradicional tejido Damier de la compañía.

Un verdadero artículo de lujo para viajeros de súper lujo.

Vía: El Mundo

Escrito por | 3 de julio de 2009 con 504 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts