Bélgica: de costa a costa en tranvía

El Kusttram es el nombre con el que habitualmente se denomina a la línea de tranvía que va serpenteando por la costa belga. Es, con 68 kilómetros de longitud, la vía más larga del mundo. Desde Knokke a De Panne, el Kusttram tiene setenta paradas que permiten bajarse cada vez que se ve algo interesante por la ventanilla o cuando lo sugiere la guía para caminantes editada por Beaufort03. Este año, por ejemplo, los pasajeros tendrán el privilegio, hasta el 4 de octubre, de contemplar las obras de más de 30 artistas que participan en la tercera edición de la Trienal de Beaufort.
Este tranvía se puso en servicio de forma parcial entre Ostende y Nieuwpoort en 1885 y, desde entonces, ha sido la gran atracción de esta costa. Cuenta con varios recorridos alternativos, algunos de los cuales son más dificultosos como en las cercanías de los canales donde los puentes sobre las esclusas se abren y cierran provocando atascos. De cualquier manera, si buscas un viaje original para este verano, ve a Bélgica donde podrás encontrar en una misma línea, playa, arte y muchas sorpresas más.

El pase ilimitado para un día cuesta 5 euros. Y para tres, sólo 10 euros.

Vía: OchoLeguas 

Escrito por | 29 de junio de 2009 con 0 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Europa y Transportes

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta