Alquiler de coches en la Argentina

Para muchos, la Argentina es un país exótico que de alguna manera ha sabido combinar su cultura autóctona con los aires europeos producto de la inmigración. A esto hay que sumarle la riqueza de sus paisajes, comenzando con la promocionada Patagonia, tierra de montañas, lagos y glaciares, y siguiendo con las mágicas Cataratas del Iguazú, la ecléctica ciudad de Buenos Aires o el norte, con sus tradiciones ancestrales.

Llegar a este país sudamericano es sencillo, basta comprar un billete de avión y en unas horas aterrizaréis en el aeropuerto de Ezeiza, a escasos kilómetros de la capital. Un problema mayor suponen los traslados dado que, a diferencia de España, la Argentina es un territorio extenso que abarca miles de kilómetros lo que deviene en una gran variedad de paisajes y clima. Es curioso pero los argentinos están convencidos de que sus playas están muy cerca y lo cierto es que se encuentran a unos ¡400 kilómetros! desde la ciudad de Buenos Aires. Claro, si tenemos en cuenta que para llegar al Glaciar Perito Moreno hay que recorrer casi 3.000 kilómetros muy pronto comprendemos sus razones.

Debido a su extensión en algunos casos lo mejor es tomar los vuelos internos que, partiendo de la ciudad de Buenos Aires, llegan a los destinos más turísticos. Ahora bien, si estáis pensando en recorridos por los alrededores o bien en trasladarse en forma independiente una vez en el destino deseado una gran opción es alquilar un coche pues de esta forma podéis llegar a lugares pequeños y aislados que no son cubiertos por la red aérea ni por la de autobuses.

Sin dudas, esta es una gran opción en un país de grandes dimensiones por lo que si estáis a punto de emprender un viaje hacia la Argentina os invito a optar por el alquiler de coches baratos pues de esta forma ahorraréis una buena suma de dinero sin perderos de ninguna atracción.

Escrito por | 24 de junio de 2009 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre America y Transportes

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta