Linz enfrenta el dilema de los edificios del fascismo

Construidos entre 1939 y 1942, algunos edificios de la ciudad de Linz (Austria),  se erigen como mudos testimonios de los ambiciosos planes urbanísticos de Hitler. Pero también representan un mensaje político que muchos quisieran olvidar. Se plantea entonces un doble interrogante con respecto a ellos ¿conservarlos o derribarlos?

Conservarlos sería como aceptar implícitamente, la estética y la política que representan. Derribarlos, por otro lado, supondría borrar el testimonio importante de un período histórico que muchos, por diferentes razones, prefieren no recordar.

Cuando Linz fue nombrada capital cultural de Europa para el 2009, los comisarios Martin Heller y Ulrich Fuchs decidieron enfrentarse a esa herencia nazi y encararon un proyecto en el que las intervenciones artísticas surgieran como una alternativa simbólica para no olvidar el pasado sin dejar de mirar al futuro.

En febrero del 2009, tras muchos debates con los conservadores, se cinceló un gran dibujo en la fachada que daba a la plaza principal. Ahora bien, ese dibujo no es resultado de un proceso aleatorio de destrucción, sino que condensa la investigación histórica realizada en torno a los edificios, sus constructores, obreros y prisioneros de los campos. Así, el dibujo expone y a la vez inscribe ese contexto de trabajos forzados, desplazamientos y políticas fascistas de exterminio

La obra suscitó reacciones intensas y aún hoy existe un debate en torno al futuro de los edificios Brückenkopf y el interrogante de ¿Cómo vamos a enfrentarnos con ese edificio nazi? sigue abierto.

No hay una solución sencilla al problema que plantea, pero al menos el debate se ha abierto.

Vía: Revista Ñ 

Escrito por | 16 de mayo de 2009 con 1 comentario.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Europa y General

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Linz se enfrenta al fascismo - 17 de mayo de 2009 | 13:15

    [...] Vía|Lasescapadas [...]

Deja una respuesta