París: el Museo de Art Nouveau del Maxim’s

Uno de los restaurantes franceses de historia más larga, conocido internacionalmente y asociado a la alta gastronomía y gran lujo es, sin duda, el Maxim’s de París. Pero este legendario restaurante tiene además un museo dedicado al Art Nouveau.

Dispuesto como un apartamento amueblado con las más bellas creaciones de los años 1900, esta colección única de muebles, vajillas, joyas y cristalería fue recopilada durante más de 50 años por Pierre Cardin.

Dispuestas sobre una superficie de 200 m2, el museo expone creaciones de Majorelle, Tiffany y Toulouse-Lautrec, entre otras.

Tres de las doce salas pueden apreciarse en una visita virtual desde la página web del museo que permanece abierto todos los días –excepto lunes y jueves- de 14’00 a 17’30 horas. Se realizan 3 tours diarios de una hora de duración y el costo de la entrada es de 15 euros.

El museo está situado en los altos del mismo edificio del restaurante, en la Rue Royale, entre la Plaza de la Concordia y la Madeleine por lo cual, si quieres, puedes disfrutar de una comida en el famoso restaurante por 110 euros.

Vía | Maxim’s de Paris

Escrito por | 13 de mayo de 2009 con 3 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Europa y Museos

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Las plazas más bonitas del mundo - Las Escapadas - 22 de mayo de 2009 | 14:14

    [...] Perú) 7. Plaza Roja (Moscú, Rusia) 8. Plaza Santa Ana (Madrid, España) 9. Hotel de Ville (París, Francia) 10. Piazza Navona (Roma, [...]

  2. Tarzán deja la selva y se muda al Museo Quai Branly - Las Escapadas - 17 de junio de 2009 | 0:08

    [...] El Museo de Quai Branly, convierte al ‘Señor de los monos y de los animales’ en argumento lúdico y académico porque la exposición está concebida para antojo de los sentidos y académico  porque podemos descubrir el mito desde otras lecturas más profundas: Tarzán sería el hombre puro e incorrupto de Rousseau, por ejemplo. [...]

  3. Guía indispensable para disfrutar de las terrazas parisinas - Las Escapadas - 24 de junio de 2009 | 22:50

    [...] París es una fiesta pero se aprovecha mucho más cuando el clima mejora y, aunque las nubes van y vienen, ya comienza la temporada ideal para disfrutar de un rico café en las terrazas de la capital francesa. Esta fascinación por las mesas al aire libre viene desde tiempos remotos como podemos comprobar en postales y fotos antiguas. Se dice, incluso, que sentarse en una mesa, disfrutar del momento, del va y viene urbano tendría su origen en la Belle Époque en París, periodo posterior a la Primera Guerra Mundial y sus horrores, cuando los franceses quisieron recuperar la ligereza de antaño y capturar la visión de un nuevo mundo. [...]

Deja una respuesta