Se acabó el ir al espacio

Y sin dejar de lado las nuevas formas de realizar turismo ahora vuelvo con una mala noticia que seguro que pondrá triste a más de un excéntrico millonario y no es otra que lo de ir al espacio de “turisteose ha acabado, al menos hasta que se construya una nueva nave rusa Soyuz diseñada especialmente para los turistas espaciales.

El último en aprovecharse de la ingravidez del espacio exterior, eso si, previo pago de un buen fajo de billetes “de los gordos”, es el magnate informático norteamericano Charles Simonyi, quien pagó nada menos que 35 millones de dólares por salir al espacio y permanecer en la Estación Espacial Internacional como visitante (y no otro planeta precisamente)

Cuando vuelva a la tierra, las puertas de la Estación Espacial Internacional se cerrarán a todos los multimillonarios, independientemente del dinero que ofrezcan por salir al espacio. Esta decisión ha sido tomada por el nuevo director de la Agencia Espacial Rusa (Roscosmos) Anatoli Permínov, quien ha asegurado que una de las razones es la falta de espacio y la mas poderosa es la de que la EEI ha sido concebida “para satisfacer las necesidades de los habitantes de la Tierra” y no para el turismo.

Cabe recordar que Rusia tuvo que recurrir a esta clase de turismo mientras atravesaba una grave crisis económica que afecto muy seriamente al programa espacial tras la caída de lo que había sido hasta aquel momento la Unión Soviética.

La verdad es que seguro que a muchos de nosotros no nos importa lo más mínimo porque, sin temor a generalizar, ninguno de los que escribimos o leemos este blog nos podríamos permitir gastar tales sumas de dinero… ¿O sí?

Vía: diarioinformacion

Escrito por | 29 de marzo de 2009 con 4 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts