Restauración de las bóvedas del columnario de la Lonja de Valencia

Nada más difícil que luchar contra el paso del tiempo de los edificios y construcciones. Es por eso que especialistas en conservación deben prestar atención a las bóvedas del columnario de la Lonja de Valencia, el edificio más relevante de la ciudad que ha sido elegido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Seis vigas de madera están deterioradas debido al ataque de insectos y a la humedad y es por eso que el objetivo de los restauradores y arquitectos es el de crear una barrera de protección anti termitas en la estructura de la cubierta además de prevenir la invasión de la humedad que se ha detectado por encima y por debajo de las bóvedas del columnario.

El arquitecto encargado del proyecto también dijo que se descubrieron goteras que se instalaron porque había tejas defectuosas en la cubierta.

Para solucionar estos problemas se instalarán unas planchas impermeables bajo las tejas y se cambiarán las que estén rotas para evitar las goteras. Por otra parte, se aislará térmicamente el espacio entre la cubierta y el techo del columnario para evitar que durante el verano las altas temperaturas dañen las bóvedas de las columnas. La idea es crear una entrada de aire continua que ventile el espacio.

Aprovechando las obras, se inspeccionará el pavimento de Manises del siglo XV de la primera planta de la torre y un estudio del alfarje de la sala dorada.

Vía: 20 minutos

Escrito por | 11 de febrero de 2009 con 1 comentario.
Etiquetas: , , , , ,
Lee más artículos sobre General

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Consejos útiles para viajar en avión más cómodos - Las Escapadas - 11 de febrero de 2009 | 17:06

    [...] la presión en el oído con rutinas sencillas como comer un chicle o sonarse la nariz. 3. La humedad del avión es más baja de lo normal y es por eso que la piel y las vías respiratorias se secan. Es [...]

Deja una respuesta