Santiago y el turismo de fe

Según un estudio llevado a cabo por la Oficina Española de Turismo en Roma, donde se encuentran datos facilitados también por la Concejalía de Turismo de Santiago, la ciudad española de Santiago de Compostela se encuentra en el “top 7” mundial de lo que se conoce como “destinos de fe”, dentro del turismo religioso; algo que mueve cada año a 300 millones de turistas y mueve cerca de 13.000 millones de euros.

La ciudad gallega se encuentra empatada con Fátima, ciudad que también recibe una media de unos cuatro millones y medio de visitas por temporada, lo que sitúa a la Península Ibérica como uno de los centros del turismo religioso a nivel mundial, formado por Santiago de Compostela, Fátima y Lourdes.

Pero el gato se lo lleva al agua Ciudad de México; según este estudio presentado hace escasas fechas, la ciudad americana es visitada por diez millones de creyentes de media que cada año van a ver la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe.

También se destaca en este estudio la progresión de Lourdes, un pequeño pueblo enclavado al sureste de los Pirineos que cuenta con escasos 17.000 habitantes y que cada año acoge a siete millones de fieles, que visitan este lugar para buscar la cura a sus dolencias físicas.

Otros siete millones de fieles son los que recibe el pequeño pueblo del sur de Italia, San Giovanni Rotondo, de apenas 27.000 habitantes. Aquí se encuentran los restos del Padre Pío, un monje capuchino que fue canonizado por el Papa Juan Pablo II en 2002.

Y como estos, otros tantos destinos como el Vaticano, Jerusalén o algunos incipientes como Israel, están haciéndose un hueco importante en el mundo del turismo. ¿Providencia divina o una estrategia de marketing celestial?

Vía: elcorreogallego

Escrito por | 19 de enero de 2009 con 1 comentario.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre General

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Alex - 19 de enero de 2009 | 15:36

    Santiago de compostela es una de las ciudades más bonitas para ver cuando esta lloviendo. Además muchos lugareños dicen que tiene un encanto y si no se ve con esa lluvia no es lo mismo.

    He estado en dos ocasiones y la verdad es que las dos me ha llovido.

Deja una respuesta