Reclamaciones en los hoteles

A todos nos ha ocurrido en alguna ocasión que hemos llegado al hotel y no es lo que esperábamos o hay algo que no nos gusta de la habitación u otras causas. Muchas veces por vagancia y por no perder el tiempo en reclamaciones aceptamos la habitación tal como está y dejamos que pasen nuestros días de descanso.

Para evitar estas situaciones, Georg Ziegler, experto turístico en HolidayCheck lanza unos consejos para saber cómo y a quien reclamar en caso de que ocurran algunos de los casos antes citados.

Obviamente, cuando se ha disfrutado un servicio hay que abonarlo, pero si hay una reclamación hay que realizarla lo antes posible. Debe hacerse cuando se llegue al hotel y se compruebe el estado de la habitación o los extras que esta incluya.

Hay que tener en cuenta también que los estándares de calidad de los hoteles son diferentes en cada lugar y que si son fuera de Europa las diferencias llegan a ser realmente abismales. En caso de haber abonado por adelantado el viaje o si las vacaciones serán de un periodo largo de tiempo, es aconsejable documentar la reclamación con fotografías y por escrito todos los problemas encontrados en el hotel y si podemos hacer que algún otro huésped del hotel firme ese papel como testigo sería muy aconsejable.

Hay que reclamar siempre que las cosas no estén como a nosotros nos han prometido o por las cosas que hemos pagado, pero un consejo que nos da este experto es el de leer las opiniones de los clientes en webs del estilo de HolidayCheck, para reducir las sorpresas de última hora.

Escrito por | 8 de diciembre de 2008 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts