Comer en un museo ya es posible

Como si se tratase de los conocidos Modern Tate de Londres, el MOMA de Nueva York o ya más cercano, el Guggenheim de Bilbao, los Reales Museos de Bellas Artes de Bélgica, el núcleo de todos los museos de la patria de Hergé y el más visitado, también dispone a partir de ahora de una Museum Brasserie.

Gracias al trabajo del conservador Michel Draguet, la estética culinaria, los olores, y sobre todo los sabores, han llegado al Mont des Arts de la mano de una de las figuras más en boga del mundo de los fogones, el reconocido chef internacional Peter Goossens.

Esta brasserie sugiere una cocina compuesta por platos tradicionalmente belgas como el estilo de la carta, la vajilla y la infinidad de productos del país que han sido cuidados hasta el más mínimo detalle y que sirven de base para curiosas composiciones gastronómicas.

Entre los platos más solicitados se encuentran el tartar de carne o de pescado, platos cocinados con cerveza que tienen un sabor excepcional y otros muchos platos típicos que harán las delicias de todos los comensales. Así que ya sabe, puede aprovechar para visitar uno de los mejores museos de Bélgica y de paso probar cualquier plato que ofrece esta brasserie y sorprenderse a si mismo y a los suyos en su visita a este país.

Escrito por | 10 de septiembre de 2008 con 35 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts