¡Cuidado con el tiempo!

El huracán “Wilma” azotó en 2005 las costas del Caribe y afectó a todo el mundo que allí se encontraba, tanto locales como turistas. Tres de esos turistas denunciaron a la agencia que les vendió el viaje porque no pudieron disfrutar sus vacaciones y según el juez, la agencia no cumplió con sus obligaciones al no haber adoptado u ofrecido medidas en defensa de los viajeros, quienes tuvieron que refugiarse durante tres días en condiciones muy precarias e incluso llegaron a temer por su vida por la violencia del huracán.

Ante tal situación el juez desestimó el recurso interpuesto por la agencia de viajes argumentando que el incumplimiento de las obligaciones de la demanda, resulta pues, patente y acreditada.

Por tanto esta agencia de viajes deberá pagar 7.312 euros a los tres viajeros. La indemnización contempla la devolución de un tercio del coste pagado por el viaje que los tres turistas iban a realizar a la Riviera Maya, más una pequeña indemnización por los daños morales que sufrieron durante esta catástrofe y que les privó de unas vacaciones que llevaban planeando bastante tiempo y donde invirtieron mucho dinero.

Además el juez aseguró que la situación que vivieron los afectados podría calificarse como límite. Y cabe recordar que esta no es la primera vez que un huracán da problemas a las agencias de viajes. En fechas anteriores, dos agencias de Cáceres y Vizcaya, sufrieron condenas por casos similares con sus clientes.

Personalmente, y poniéndome en el lugar de la agencia, la cual según los diferentes medios de comunicación, parece hasta la culpable del huracán, aconsejaría a todas aquellas personas que van a viajar a países donde los huracanes, tornados y demás inclemencias climáticas, que se informen directamente en las oficinas de turismo del destino y que también pongamos un granito de arena para que todo vaya bien.

Escrito por | 3 de septiembre de 2008 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts