Cobran a un viajero por transportar una pequeña caja de caracoles

Aquí traigo una noticia que me ha parecido totalmente rocambolesca y más viniendo de Francia donde no pensaría nunca que ocurrieran casos como este.

La Sociedad Pública de Ferrocarriles Franceses (SNFC) devolverá el importe íntegro (5,10€) a un viajero al que la revisora hizo pagar por transportar caracoles vivos en una caja para los cuales no había comprado un billete. La revisora consideró que los gasterópodos debían pagar como cualquier otro animal doméstico.

Como si se tratase de un gatito o un pequeño perro o incluso un canario con su jaula, la revisora, reglamento en ristre aplicó el precio del billete al estupefacto viajero por transportar a un animal (en este caso varios) de menos de 6 kilos.

Después de la gran repercusión (y supongo las risas ocasionadas por sus propios compañeros) y la “vergüenza” pública a la que ha sido sometida la SNCF, dicha compañía se comprometió a devolver el importe al viajero y se comprometió también a darle un pase de viajes gratuitos durante un mes.
Vivir para ver…

Escrito por | 5 de junio de 2008 con 73 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts