El viaje en taxi más largo de la historia (II)

Segunda parte de esta peculiar odisea en la que Miss Ada y Mister Heard se trataron con sumo respeto a pesar del largo trayecto y los peligros compartidos por ambos.

Ella, además de ir acompañada por una asistenta y una amiga personal, siempre llevaba un elegante abrigo de piel encima, a pesar de las altas temperaturas del desierto y él lucia traje y corbata en todo momento, estuviera conduciendo, montando la tienda de campaña, disparando a las serpientes o cazando gansos para la cena.

Steve Heard, uno de los nietos del intrépido taxista descubrió hace poco el diario y álbum de fotos de su abuelo tras haber pasado décadas sin ser abiertos. Destacó que su abuelo era un hombre muy parco en palabras y cuando regresó él solo a Victoria, le dijo a su familia: “ha sido una buena carrera, sin contratiempos”

Los nietos de Charlie Heard preparados para realizar el viaje de 12.000 kilómetros

Gracias a que el taxista había combatido en Francia en la I Guerra Mundial, estaba familiarizado con las técnicas de supervivencia y tenia una buena capacidad organizadora, lo que ayudo mucho a aquellas viajeras en ese periplo tan extraño en el que el automóvil volvió a Victoria con los cuatro neumáticos originales y el motor en un perfecto estado.

Ahora sus nietos se preparan para hacer el mismo trayecto en un automóvil de similares características para rendir tributo a aquella persona que forjó parte de la historia de Australia.

Escrito por | 20 de mayo de 2008 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts