Podrá visitarse la isla de Montecristo

Sin lugar a dudas, una de las obras más reconocidas de Alejandro Dumas es la llamada Conde de Montecristo. Allí, su protagonista, Edmundo Dantés, confinado a pasar el resto de sus días en la isla de la que tomó su nombre encontró un tesoro. Pero vamos, volviendo a la realidad, el verdadero tesoro aquí es esa isla que forma parte de un conjunto de siete islas ubicadas entre las costas de Toscana y Córcega.

Es que este prqueño archipiélago de tan solo 10 kilómetros cuadrados es un verdadero paraíso natural al que, hasta el momento, no podía acceder nadie que no fuera un investigador. Todo ello para conservar el sitio intacto, casi virgen.

Pero, al parecer, los días de paz se le han terminado a la isla ya que se ha establecido que, previa inscripción vía internet y autorización, 1000 personas puedan llegar a pisar esas tierras y así visitar todo lo que allí haya, todo lo que allí se escondía. Senderos, arenas blancas, aguas cristalinas, grutas, animales marinos que eligen esas playas para descansar, la villa que data del siglo VII y las ruinas de un antiguo monasterio, entre otras cosas.

Vía: Viajablog

Escrito por | 28 de marzo de 2008 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts