Cuestión de peso

Seguro que en muchas ocasiones hemos visto como personas con gran peso viajan en reducidos asientos en los medios de transporte, incómodos e incomodando (obviamente contra su voluntad)a quien tienen al lado. Es algo que no se suele ver comúnmente pero que desgraciadamente ocurre para mal de estas personas.

Algunas compañías de transporte (desalmadas) no se dan cuenta que hay personas con obesidad mórbida considerada una enfermedad y aún así les siguen cobrando dos asientos cuando realmente sólo deberían pagar uno. Iberia, compañía aérea española cobra a las personas con obesidad mórbida dos asientos y en un acto de “benevolencia” (nótese la ironía) alegan que no se les cobra nada más que la gestión de un billete y sólo han de pagar una vez las tasas de aeropuerto.

Otras empresas como Spanair, Aireuropa o Renfe siguen la misma política, que a mi modo de ver va en contra de los derechos de los pasajeros, pues estas personas tienen tanto derecho como yo a viajar y a pagar un único asiento.

La obesidad, un problema que llega hasta los transportes

Pues tal como un servidor ve este asunto, lo ha visto también un tribunal francés al condenar a Air France por hacer pagar a un viajero un sobre coste de 500 euros por usar el asiento contiguo. Normalmente cuando se avisa de que el viajero tiene este tipo de obesidad se deja el asiento contiguo libre, pero el viajero, después de haber pagado no lo encontró disponible, por tanto la compañía fue condenada a devolverle el importe íntegro del viaje mas 8.000 euros por daños morales y humillación en público.

Y hace escasos días el gobierno de Canadá aprobaba una ley donde todas las compañías aéreas del país deberán ofrecer dos asientos por el precio de uno a estas personas y no continuar como hasta ahora cobrando 2×1.

Espero que el resto de compañías se apliquen el cuento, porque el viajar y hacer turismo es para todos.

Escrito por | 23 de enero de 2008 con 0 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre General

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta