Bulawayo, diamante en bruto

Continuamos incansables nuestros viajes por el planeta y en esta ocasión nos vamos a un auténtico paraíso y no es una isla como en otras ocasiones que he traído a este blog. Nos vamos al continente negro a uno de los países más bellos de África, a Zimbabwe y vamos a conocer un poco sobre una de sus ciudades más importantes, Bulawayo.

La ciudad es un importante centro industrial y está situada al suroeste del país. Posee el mayor museo de Zimbabwe, un orfanato para animales salvajes, ruinas de antiguas civilizaciones y el Parque Nacional de Matobo uno de las atracciones principales del país.

El nombre de Bulawayo proviene del idioma Ndebele que quiere decir “lugar de sacrificio” porque los británicos se impusieron a la población nativa y hubo un gran derramamiento de sangre.

La zona posee una gran belleza natural

Para entrar al país es necesario el pasaporte el regla y billete de salida. La moneda de curso legal es el Dólar de Zimbabwe y el idioma oficial es el inglés aunque también se habla el shona y el ndebele. Su clima es tropical y su temperatura media anual ronda los 25º.

El subsuelo del país es rico en metales y minerales por tanto las joyas de oro o plata tienen precios moderados aunque si algo destaca en el apartado de compras es la artesanía. Máscaras, estatuillas, muebles, cajas y objetos decorativos en caoba o ébano son muy fáciles de encontrar. La cerámica, cestería, textiles de gran colorido o incluso calzado son otros de los productos estrella. El horario comercial va de 9 a 17h y los domingos las tiendas permanecen cerradas.

En Bulawayo se puede visitar el Museo de Historia Natural donde conocer la historia del país y toda su fauna o el Museo Nacional que cuenta con una interesante muestra de objetos de antiguas civilizaciones que habitaron el país hace siglos. La reserva Tshabalala, un lugar donde poder realizar una excursión para observar la vida salvaje del entorno y las ruinas de Khami y Dhlo-Dhlo con unos impresionantes bloques de granito y sus pequeños tótems e ídolos tallados por remotas civilizaciones.

Y como guinda a las visitas, aunque no estén en Bulawayo, siempre podrá visitar las impresionantes Cataratas Victoria, todo un lujo para nuestros sentidos.

Cataratas Victoria

Poco a poco los países africanos que no están en conflicto se están convirtiendo en un posible destino para ser visitado. Ármese de valor, paciencia y conviértase en un aventurero visitando esta preciosa tierra.

Escrito por | 8 de enero de 2008 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts