Adare, refugio del mundo

Si vive en Europa y quiere escaparse durante una semana o fin de semana a uno de los lugares más idílicos y tranquilos de los que posee el viejo continente hoy se lo voy a presentar.

Se encuentra en Irlanda, ese pequeño país tan lleno de historia, con castillos, misteriosos monasterios y milenarias abadías rodeadas de grandes montañas y verdes valles, con una cultura ancestral que aún sigue manteniendo el encanto del país de los tréboles.

Hoy nos vamos a Adare, un pequeño pueblo situado a 15km de la ciudad de Limerick. Su nombre deriva del gaélico Áth Dara, que quiere decir “vado del roble” e históricamente estaba en una encrucijada de caminos muy transitada.

Casas tradicionales (cottages)

Es una ciudad muy tranquila aunque verán que dispone de buena infraestructura para el turísmo. Y es una de las ciudades más visitadas del país, pero no se caracteriza por sus lugares llenos de turistas con la cámara en mano y corriendo de un lado a otro, este es otro tipo de turismo.

Para acceder al país es necesaria la presentación del pasaporte o del DNI si es ciudadan@ europeo. Los idiomas oficiales son el gaélico y el inglés, su moneda es el euro y su clima es relativamente templado donde sus mínimas van desde los 2 a los 7 grados en los primeros meses del año y hasta los 22 en Julio y Agosto.

Este pequeño lugar cuenta con tan sólo tres hoteles, ideal para descansar, con seis pubs donde poder disfrutar de una buena cerveza irlandesa, siete restaurantes donde degustar sus tradicionales y opulentas comidas y un campos de golf.

Aunque es un lugar pequeño podrá realizar buenas compras como los conocidos encajes de Carrickmacross, trabajos en plata, los articulos del conocido cristal de Waterforf, mármol verde, el excelente salmón ahumado y la tradicional cerveza. Su horario comercial va de 9 a 17/18h de lunes a viernes y los domingos es día de descanso donde sólo podrá comprar la prensa en su quiosco durante la mañana.

La mansión Adare, hoy convertida en hotel

Una mañana que podrá aprovechar para dar un largo paseo por sus alrededores y ver el priorato franciscano que data de 1464 y sus iglesias construidas en 1230 y 1325. El Castillo Desmond del siglo III o Adare Manor, una preciosa mansión neogótica hoy convertida en uno de los tres hoteles con los que cuenta Adare.

Ya sabe, a veces no hay que irse a una isla del índico para encontrar su paraíso.

Escrito por | 15 de diciembre de 2007 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Europa y Guias de Viajes

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta