Samoa, belleza al límite

Continuamos incansables nuestros viajes y hoy vamos a escapar del invierno en el hemisferio norte a tierras más cálidas, vamos a conocer un pequeño país dependiente de Estados Unidos, Samoa.

Según cuenta la leyenda los samoanos, de raza polinesia, llegaron de otras islas como Fiji o Tonga ellá por el año 1000 a.C y se asentaron en la isla de Mulifauna. Los Europeos descubrieron estas islas en el siglo XVIII y en el XIX comenzaron a establecerse en ellas. El poder estaba en manos de los jefes de las tribus locales hasta que la explotación de las islas por los extranjeros acabó dándoles el mando. En el país actualmente viven unos 160.000 habitantes, gran mayoría samoanos y el resto casi todos son estadounidenses.

Los samoanos llaman a su país el último paraíso

Para acceder al país es necesaria la presentación del pasaporte, billete de vuelta y rellenar un formulario de entrada. Para estancias superiores a 3 meses se necesitará un visado. La moneda oficial es el dólar estadounidense y el clima es de tipo tropical, teniendo una media de temperatura de 26º durante casi todo el año.

Los samoanos son personas muy conservadoras y mantienen vivas las tradiciones ancestrales de generación en generación. Como ejemplo: cuando un samoano visita a un amigo y éste entra en su casa, el dueño no le atenderá hasta que no termine las tareas y pronuncie un pequeño discurso de bienvenida, mientras, el visitante permanecerá sentado esperando.

Quizá no haya grandes edificios que destacar o impresionantes resorts como estamos acostumbrados a leer aquí, pero lo que si encontrará es un pueblo orgulloso de sus raices, hospitalario y respetuoso con todos sus visitantes. Palmerales junto a grandes extensiones de arena y aguas cristalinas donde poder darse un chapuzón, ver a los delfines o si prefiere actividades más de tierra, tomar el sol mientras se bebe una deliciosa agua de coco.

Samoa posee una belleza envidiable

Los artículos tradicionales para comprar son la artesanía local como sus trajes tradicionales, cestos, tallas de madera y complementos hechos con cáscaras de coco entre otros. Su horario comercial es de 8 a 12:30h y de 13:30 a 16:30 por las tardes.

Ya sabe, si es [email protected] de algún país de la zona euro, quiere escapar del invierno y aprovecharse del cambio en relación al dólar, no se lo piense más y dése el lujo de venir a lo que los samoanos llaman “el último paraiso”

Escrito por | 12 de diciembre de 2007 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts