Vaduz, “la pequeña gran desconocida”

Vaduz

Volvemos de viajes y nos vamos a un lugar del que muchos no han oído hablar y del que poquito o nada se sabe. Y en parte es por el tamaño del país, uno de los más pequeños del mundo con sólo 32.000 habitantes aproximadamente. Siempre a la sombra de sus vecinos Austria y Suiza este pequeño país ha sabido mantener su encanto propio y convertirse en uno de esos destinos en los que te sorprenderás si lo visitas. Nos vamos a conocer la capital de Lietchenstein, Vaduz.

El país nación en 1719 por la unión de dos señoríos comprados por el príncipe Hans-Adams y se incorporó a la Confederación Germánica hasta la mitad del siglo XIX donde se constituyó como estado soberano.

Vista de la pequeña ciudad de Vaduz

En Vaduz está la residencia del príncipe y las sedes del Gobierno y el Parlamento. Es un lugar con una llamativa e ingeniosa arquitectura y donde se realizan bastantes actividades culturales y lúdico-deportivas a lo largo de todo el año. Es una ciudad tan pequeña que se puede recorrer a pie y verla en muy poco tiempo. Se caracteriza por la extrema amabilidad de sus habitantes.

Para acceder al país es necesaria la presentación del pasaporte. Su moneda es el Franco Suizo, el idioma oficial es el alemán y el clima es continental, veranos soleados aunque no demasiado calurosos y el invierno es muy frío.

Como visitas destacadas recomendamos el Museo Filatélico donde mediante sellos se hace un recorrido por la historia del país. La Colección de Arte del Estado con su la variada exposición de su gran patrimonio artístico. El Museo Nacional, donde la historia, la arqueología y las tradiciones populares se dan la mano en una variada muestra. Y el impresionante castillo de Vaduz, lugar de residencia del Príncipe Hans-Adam II.

Castillo de Vaduz

Vaduz es famosa por la increíble calidad de sus vinos aunque también podrá comprar relojes suizos, gafas y objetivos para cámaras de fotos a precios muy interesantes. Las tiendas suelen abrir entre las 8 y las 18:30 de lunes a jueves y los días de descanso son un poco extraños, algunos comerciantes cierran los lunes por la mañana y los miércoles por la tarde.

Como ven Vaduz es un pequeño gran desconocido que esconde tras sus fronteras un país diferente, digno de ser visitado.

Escrito por | 20 de noviembre de 2007 con 2 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts