Durham, un pequeño poblado inglés con una gran historia

 04-durham.jpg

Según la leyenda, en el siglo X unos monjes levantaron un refugio a las orillas del río Wear y así nació la bella ciudad de Durham.

Situada al norte de Inglaterra, sigue conservando recuerdos importantes de su pasado medieval. Los imperdibles son la Catedral, el Castillo ya también las propias calles.

La Catedral de Durham se comenzó a construir en 1093 sobre los restos de un antiguo templo y 40 años después fue terminada. De esa manera se convirtió en la más antigua de toda Inglaterra.

El Castillo se comenzó a construir en 1702 fue el lugar elegido por los obispos para controlar las tierras colindantes. Desde 1832 es utilizado como parte importante de la Universidad.

¿Para llegar? Un avión hasta el aeropuerto de Newcastle y luego el metro hasta la estación central de trenes del mismo Newcastle. Desde allí, el tren va hacia Durham. Otra posibilidad es volar hasta Manchester y, luego ir en tren o en autobús hasta el destino deseado.

 

Vía locuraviajes.com

Escrito por | 18 de noviembre de 2007 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Europa

Random Posts

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta