Un hotel hecho de hielo

Existen determinadas cosas que sólo se pueden encontrar en América y aunque, en este caso, la historia no esté ambientada en los Estados Unidos (porque, afortunadamente, América es mucho más que este joven país) sino en Canadá, el concepto es, más o menos, el mismo.

En la región de Quebec, la zona francófona de Canadá, podemos encontrar una curiosidad que, por sí misma, bien valdría un viaje a esas tierras.

Se trata de un hotel construido por entero en nieve y hielo, lo cual, evidentemente, descarta el traje de baño como complemento imprescindible de la maleta en caso de visitar dicha región.

Imagino que, cuando dicen que el hotel está hecho de hielo se referirán a las paredes única y exclusivamente porque, verbigracia, si la cama también está hecha de hielo o, en su defecto, de nieve, tiene que ser tan cómoda como la de un faquir. Y no hablemos del frío que se tiene que pasar porque imagino que el edredón también estará hecho del mismo material.

Y no quiero ni pensar lo que podría suceder si, al salir de la ducha, mojado, uno roza determinadas partes de su anatomía (me refiero a las delicadas, seguro que podréis haceros una idea de a cuáles me refiero) con la pared congelada.

De todos modos, como para este tipo de cosas se inventaron los hospitales, en mi próxima visita a Canadá comprobaré si es cierto eso que dicen de que en los iglús se está calentito porque así, entre nosotros, albergo serias dudas.

hotel-hielo-quebec.jpg

Escrito por | 6 de agosto de 2007 con 3 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Random Posts