Playa solo para mujeres

playa_parque.gif

Si eres mujer (no importa tu edad o estado civil) y quieres disfrutar de un día de playa con tus amigas sin preocuparte por tu bikini, tu cuerpo, celulitis, estrías o aspecto… hemos dado con el sitio ideal para tomar sol y un baño en el mar. E trata de la playa 134 ubicada en los 80 kilómetros de balnearios que unen Rimini con Riccione en la costa del Adriático. Allí, un cartel indicará que esas arenas sólo permiten la entrada de las féminas, a través de un gran cartel que muestra la imagen de un hombre tachada con una cruz.

“Aquí me puedo permitir no ser tan perfecta”, explica Cinzia Donati de 43 años y oriunda de Milán.”Yo vengo aquí a relajarme”, cuenta Alice Ghresta de 24. Las declaraciones de ambas coinciden con el fin de este proyecto: “Esperamos que las mujeres no sientan que tienen que ponerse el último modelo de bikini de este año, usar maquillaje o siempre cubrirse ese poquito de celulitis”, dijo la gerente del balneario, Francesca Ravaglia.

Allí, todo se adapta a las mujeres… hasta el menú, en el que podrán encontrar platos especiales, tales como tarta de atún y palta, langostinos con tomate, aceitunas negras y alcaparras. Un sitio tranquilo para que ellas se relajen, descansen y se diviertan, eso sí, sin música disco que perturbe ese día de playa entre amigas.

Escrito por | 3 de julio de 2007 con 1 comentario.
Lee más artículos sobre Europa y General

Random Posts

Comentarios

  1. uff - 9 de julio de 2007 | 4:09

    El nuevo servicio me parece correcto en tanto en cuanto ampli­a la oferta actual y porque cada uno orienta su negocio hacia donde quiere. Un lugar exquisito para bolsillos femeninos exquisitos, no hay que olvidar que es un balneario. Lo que no entiendo es eso que comentas que el ambiente del balneario esta pensado para el placer femenino: menus saludables, sin musica estridente. Sin duda, solo propio del buen vivir femenino. Dejame terminar comentando que a esa ti­pica mujer celuli­tica le sentara muy bien tener a una recien operada con el busto firme y la nariz puntiaguda sentada en la tumbona de al lado. Siempre podra fijarse en ella para acabar de decidirse o deprimirse. Las asiduas al quirofano podran al menos adquirir nuevas ideas para una nueva reconstruccion.

Deja una respuesta